Primero tu mujer, luego tu padrino de boda que ha dejado la radio en mínimos históricos de audiencia, y pretendes recolocar ahora a tu secretaria… y todo lo que no vemos. San Telmo no tiene ya ningún interés en la RTVA, eso es una evidencia. Prueba de ello es que mantenga a la cabeza de esta empresa pública a Joaquín dura Durán. Un tipo sin escrúpulos que vive y ha vivido toda su carrera del peloteo a los políticos, del “si wuanaâ” a cambio de hacer lo que ha querido, de aprovecharse sin pudor de lo público. La vieja escuela impuesta por Antonio Ramírez cuya filosofía era muy simple: “Esto es nuestro y hay que aprovecharse hasta que “pete” o vengan los otros”… Ese es su leitmotiv, ambos periodistas… la vergüenza de la profesión. No son los únicos y no todos se pliegan a los políticos. Ahí está nuestra querida dirección técnica, sabe dios a qué se habrán plegado ellos para tanta aberración durante tantos años…

En fin, esa ha sido la política, la visión de empresa que han tenido nuestros directivos durante décadas. Ellos han pensado que la razón de ser de esta empresa es plegarse, servir al gobierno para seguir viviendo a manos llenas. Creen que estamos aquí solo para eso. No creen en la Ley de Creación de la RTVA ni en la encomienda que ella dicta. No creemos ni que hayan leído esa ley. Quizá ellos, los directivos, sean los mamporreros de nuestros políticos, de hecho están nombrados por ellos, pero nosotros los trabajadores, al menos la mayoría, no. Ya es hora de que la RTVA de un giro. Tenemos que obligar a nuestros directivos y jefes nombrados a dedo a mirar donde esté nuestra verdadera razón de ser, que sientan la presión de los trabajadores y los sindicatos para cumplir con el servicio público que debemos ofrecer y que recordamos tenemos encomendados por ley. Por otro lado, cada vez más necesario visto el panorama de los medios de comunicación de este país, plegados a la burda manipulación y amarillismo, cautivos todos de las audiencias, de las falsas audiencias…

Eso ha sido hasta ahora la RTVA, el caso es si cambiará algún día. Vemos a otros sindicatos hablar de democratización de la redacción y de las jefaturas pero no vemos denuncias promovidas desde el Intercentros para evitar esa injusta situación. La última, la de la secretaria de Durán… CGT ya ha denunciado algunos de los puestos que se dan a dedo y seguirá haciéndolo. No es sólo una cuestión del derecho de todos los trabajadores a promocionar, que también, es sobre todo que con sus dedazos tienen secuestrada a esta empresa, su contenido y su dirección. Ya es hora de decir alto y claro y con denuncias, con muchas denuncias, que nos debemos a los andaluces que todavía nos ven y nos oyen. Nosotros los trabajadores tenemos que echarle cara dura para conseguirlo, la misma cara dura que le echa Durán. Por cierto, el dedazo de tu secretaria también será denunciado, por aquello de predicar con el ejemplo… Salud y buenaventura.