Ya está bien. Es hora de señalar a los responsables, al menos legales, de lo que pasa en la RTVA. Faltan cuatro millones de euros en los presupuestos de este año que vamos a pagar los trabajadores. ¿Por qué tenemos que pagar nosotros, los trabajadores, la negligencia de nuestros directivos y del Consejo de Administración?

Este nuevo recorte no es una imposición legal a través de un decretazo. Esto es una mala previsión, un presupuesto ficticio que ha sido bendecido por el Consejo de Administración. Un Consejo que extrae un millón doscientos mil euros anuales de dinero público y que cuando algo sale mal mira para otro lado. Nadie pide responsabilidades a estos señores que vienen aquí a trabajar para sus respectivos partidos. Son tiempos de cambios y el Consejo de Administración también tiene que cambiar.

Siempre hemos defendido que el Consejo es un órgano innecesario porque la RTVA depende del Parlamento Andaluz y tiene su propia Comisión de Seguimiento y Control (por cierto, sus señorías, los parlamentarios, cobran por asistir a las distintas comisiones, o sea que pagamos dos veces por lo mismo).

Es importante señalar que los 15 miembros del Consejo, más sus dos  secretarios, son nombrados por sus respectivos partidos. No acceden por una prueba, no se les pide que demuestren sus capacidades… Son metidos a dedo y se llevan un sueldo público. Un desorbitado sueldo por no hacer nada. Estos señores cobran alrededor de 70 mil euros anuales por muy, muy pocas horas de trabajo: indignante e inadmisible. Esto tiene que cambiar. Tenemos que hacer que cambie.

Hoy hemos querido señalarlos, tienen que asumir sus responsabilidades y tienen que asumir, al igual que el resto de trabajadores, sacrificios. Sabemos que será difícil pelear contra este tinglado legal que tienen montado los partidos para llevarse legalmente el dinero público. Aquí no hay oposición, aquí no hay enfrentamientos ideológicos. Todos ellos son conniventes con este sistema extractivo de dinero público, desde el PP a IU.  Sera difícil abolirlo, borrarlos por innecesario pero pelearemos para que al menos se reduzca su número. En RTVE hay un consejero por partido. Presidenta, ya que no le tiembla  la voz al hablar de despidos en el sector público, empiece por estos “sectores públicos” nombrados a dedo. Ese sería un buen comienzo.

Hoy, con el miedo en el cuerpo, todo el mundo tilda de innecesario a los demás  principalmente a trabajadores: Nosotros, la CGT, os señalemos a vosotros y lo haremos con la acción directa y también en los tribunales de justicia.