Desde la sección sindical de CGT-RTVA queremos mostrar todo nuestro apoyo a los compañeros de la delegación de Madrid y en especial a Pedro Lázaro. Hemos leído el requerimiento de alegaciones a un expediente sancionador enviado por el director de Recursos Humanos y no damos crédito. CGT conoce bien la facilidad de Sebastián Uribe, actual director de RRHH, para seguir el juego perverso de algunos directivos y directivas que quieren esconder su mala gestión o simplemente acallar las voces disidentes bajo algo tan serio como el acoso laboral.

En esta ocasión que nos ocupa, tras leer el documento, nos parece que no es más que un desencuentro entre los trabajadores y la nueva delegada que por cierto goza de un estatus superior a cualquier otra dirección de Centro Territorial, cuando la Delegación de Madrid es la que menos personal tiene, y con mucha diferencia, del resto de centros territoriales. Nos preguntamos por qué… Un desencuentro motivado por una decisión absolutamente injustificada: crear una nueva coordinación en Madrid. ¿Seguimos engrosando la nómina? Contábamos con una dirección de Informativos sacada de nuestra propia plantilla. Un acierto aplaudido por todos en la casa, incluso por los más críticos. Inexplicablemente nos meten a Álvaro Zancajo (ajeno a la casa y a Andalucía) y Desiré García, adjunta a esa dirección. Tres personas para dirigir los informativos, una más que antes, por aquello del reparto del Rey Lagarto y por aquello de que los políticos creen que todo les pertenece… Que son nombramientos legítimos, pues claro, pero es que el PP llevaba tres décadas criticando eso precisamente.

¿Para qué una nueva coordinación? Para que nuestra nueva “compañera” Carmen Torres pueda salir en la tele a hacer “periodismo” y delegar la gestión de Madrid. Para ejercer de periodista en la RTVA hay que sacar una plaza por concurso oposición o estar en una bolsa de trabajo. Le invitamos a que lo intente… aunque siendo un medio al que tanto ha despreciado (con ese buen periodismo del que hace gala) parece cuanto menos incongruente. Carmen Torres ha escrito tanto sobre el “chiringuito” de Canal Sur que al final hasta se lo ha creído. Y no es que no hubiera motivos para escribir, que los ha habido y los hay (tanto antes como ahora) pero no siempre con ese sesgo y con tanta manipulación y, lo peor de todo, metiéndonos a todos los trabajadores en el mismo saco. Como si todos trabajásemos para el PSOE. Ahora qué pasa, ¿todos trabajamos para el PP? Insistimos, 30 años protestando por la “politización” de la RTVA para ellos hacer lo mismo. Quién sabe, lo mismo hasta superan a los otros, el tiempo lo dirá. A Carmen Torres la han nombrado delegada territorial de Madrid, no redactora. O no le han explicado bien cuáles son las funciones de los delegados territoriales o no pretende acometerlas, lo que sería muy grave.

Pues sepan ustedes que no se puede hacer lo que a uno le dé la gana en la RTVA y avisamos con antelación. Si hay un traslado a Madrid sin pasar por la Bolsa de Traslados será denunciado por lo laboral y si hace falta por lo penal, porque saltarse la ley conscientemente para favorecer a terceros es prevaricación, Uribe.

Y a esta señora que es delegada de Madrid pero que está más en Sevilla que en “su” delegación (esperamos que los gastos corran de su cuenta, ya nos lo dirán en la Trimestral), habría que decirle que debería darse con un canto en los dientes. Demasiado bien la estamos tratando para toda la basura que usted ha soltado sobre nosotros sin hacer distinciones entre los que dirigen y han sido nombrados a dedo, como usted, y los que hemos sacado unas oposiciones para hacer periodismo, mezclar, iluminar o coger el teléfono en recepción. Y al propio medio de comunicación, usted sí que ha escrito a sueldo, sin reflexionar ni un solo momento sobre el servicio público que realiza esta empresa, dando voz a quiénes los medios generalistas y privados ningunean. Porque a Telecinco o A3 solo lo vemos donde hay sexo, muerte y violación. Nunca he tenido el gusto de encontrármelos en un pueblo perdido cuando los vecinos protestan porque tienen una carretera o un colegio en mal estado. Da asco ver a periódicos como el suyo que ahora aplauden la labor del nuevo director de informativos y que hablan de que recuperamos la audiencia (hasta un 11%) cuando eso es lo normal en los informativos de esta casa.

No lleva ni un mes, es complicado que en tan poco tiempo se dé una situación como la que denuncia. No frivolice, señora Torres, el acoso es un asunto muy grave del que desgraciadamente sabemos mucho los trabajadores. Le sugerimos que haga algún curso o simplemente que lea algo sobre el acoso laboral para saber realmente qué es acoso y lo sepa usted diferenciar de la libertad de expresión o simplemente de las discrepancia hacia su gestión. No ha pensado que quizá, simplemente, le viene grande el puesto, dimita y siga haciendo lo que hacía. ¿O es que ya todo está bien en la RTVA?